Gestión Forestal Sostenible

En qué consiste?

Existe a escala mundial una presión creciente para mejorar la calidad del manejo forestal.  Preocupaciones acerca de cuestiones ambientales y sociales asociadas a las prácticas forestales tales como los efectos sobre la biodiversidad, el cambio del clima, la desertificación, las inundaciones, los conflictos sobre los derechos de uso de la tierra y el desarrollo sostenible, han llevado a celebrar acuerdos internacionales para reducir los impactos de los aprovechamientos forestales y mejorar las estrategias del manejo forestal.
La Gestión Forestal Sostenible conceptualmente consiste en “planificar e implementar estrategias de desarrollo económicamente viables, socialmente benéficas y con impactos ambientales mínimos o benignos, teniendo que equilibrar las necesidades presentes y futuras”. 
Teniendo en cuenta la situación foresto industrial argentina se hace necesario el desarrollo de estrategias que apunten a generar una base desde donde iniciar el camino hacia la sostenibilidad de las plantaciones forestales, con el fin de mejorar la competitividad de las empresas forestales frente a los mercados internacionales.
El Área Ambiental de la Dirección de Producción Forestal (DPF) busca promover el desarrollo forestal sostenible siendo estos algunos de los objetivos de trabajo principales:

  • Difundir las políticas de la DPF en los procesos de desarrollo de nuevos modelos de gestión impulsados por el sector forestal privado.
  • Promover la planificación y la adopción de buenas prácticas de manejo forestal enfocada hacia pequeños y medianos productores con miras a lograr un desarrollo sostenible de la actividad forestal.
  • Incidir en los procesos de definición de las políticas vinculadas al manejo forestal a nivel nacional, regional e internacional.

 

Buenas Prácticas de Manejo Forestal 

 

Las Buenas Prácticas de Manejo Forestal son recomendaciones, medidas o prácticas aplicadas para prevenir o reducir los impactos negativos sobre el ambiente, que se generan por las actividades productivas realizadas en el bosque y que apuntan a asegurar la sostenibilidad del recurso forestal. Son técnica y económicamente factibles.

En diciembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la definición de gestión forestal sostenible que ha sido más ampliamente aceptada entre los gobiernos.
La define como un concepto dinámico en evolución que tiene por objetivo mantener y aumentar el valor económico, social y medioambiental de todos los tipos de bosques, en beneficio de las generaciones presentes y futuras. Consta de siete puntos característicos: (i) extensión de los recursos forestales; (ii) diversidad biológica forestal; (iii) salud y vitalidad de los bosques; (iv) funciones productivas de los recursos forestales; (v) funciones de protección de los recursos forestales; (vi) funciones socioeconómicas de los bosques; y (vii) marco normativo, institucional y de políticas.
Es necesario instrumentalizar la vía de búsqueda de un manejo forestal sostenible mediante herramientas concretas como el desarrollo y la aplicación de Buenas Prácticas de Manejo Forestal.

Las empresas forestales, cuyas actividades estén vinculadas a la utilización productiva del bosque, de una u otra manera se verán enfrentadas al desafío de optimizar la productividad y el retorno económico, en conjunto con una adecuada conservación de los recursos naturales. Una forma eficaz para lograr este esquema de compatibilidad entre producción y conservación de los valores de los ecosistemas, es la implementación de un Sistema de Gestión Ambiental en la unidad forestal, asumiendo el compromiso de mejorar las prácticas actuales de manejo a través de determinados objetivos, contemplando la aplicación de Buenas Prácticas de Manejo Forestal.
Las Buenas Prácticas de Manejo Forestal son recomendaciones, medidas o prácticas, aplicadas para prevenir o reducir los impactos negativos sobre el ambiente, que se generan por las actividades productivas realizadas en el bosque, y que apuntan a asegurar la sostenibilidad del recurso forestal. Son técnica y económicamente factibles.
Teniendo como objetivo general implementar y facilitar la definición de las políticas de Buenas Prácticas de Manejo Forestal de la DPF, esta área se encuentra trabajando en forma conjunta con el proyecto forestal de desarrollo a través del Programa de apoyo y asistencia técnica para la adopción de prácticas orientadas a la conservación de la biodiversidad y manejo ambiental de la producción. Este programa comprende tres ejes de trabajo:
  • Elaboración de Manuales de Buenas Prácticas
  • Diseño e implementación de Estrategias de capacitación y extensión sobre los contenidos de los Manuales
  • Implementación de proyectos piloto

 

Certificación Forestal

 

De qué se trata? 

En la actualidad, la sociedad demanda un alto nivel de exigencia ambiental tanto a las grandes como a medianas y pequeñas empresas. Esta demanda ha motivado a los productores, clientes y al mercado de consumidores a buscar sistemas de certificación que aseguren a la sociedad que los productos forestales se obtienen a través de prácticas de manejo que minimizan el impacto negativo del ambiente.
La certificación forestal puede ayudar a fortalecer a las comunidades y a los trabajadores en el mercado competitivo y cada vez más globalizado de productos forestales. También puede ayudar a mejorar el manejo forestal, incluyendo la productividad futura del bosque no solo para madera, sino también para productos forestales no maderables y es también compatible con el manejo para los servicios forestales tales como la protección de los suministros de agua.
Se entiende por certificación forestal al “Procedimiento voluntario por el que una tercera parte independiente proporciona una garantía escrita tanto de que la gestión forestal es conforme a criterios de sostenibilidad como de que se realiza un seguimiento fiable desde el origen de los productos forestales”
La certificación forestal voluntaria puede ser definida entonces como un instrumento que permite reunir en el mercado a productores y consumidores que desean ofrecer y comprar productos forestales que provienen de bosques manejados de manera sostenible y que cumplen con estándares de desempeño reconocidos y aceptados internacionalmente. Estos estándares combinan Principios y Criterios internacionales que tienen sus bases en los distintos procesos internacionales que se llevaron a cabo en el mundo a partir de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y desarrollo, celebrada en Río de Janeiro en 1992. Generalmente la certificación forestal se encuentra asociada con una cadena de custodia de los productos originados en los bosques certificados, lo cual da origen a un eco-etiquetado que sirve para unir la oferta y demanda de productos forestales.

Sistemas de Certificación Forestal 

 

En el mundo existen dos sistemas globales de certificación de sostentabilidad de los bosques.
Ellos son PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification – Programa de reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal) y FSC (Forest Stewardship Council -Consejo de Manejo Forestal)

PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification – Programa de reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal)

Es una entidad no gubernamental, independiente, sin ánimo de lucro y ámbito mundial, que promueve la gestión sostenible de los bosques para conseguir un equilibrio social, económico y medioambiental de los mismos.
El objetivo de PEFC es asegurar que los bosques del mundo sean gestionados de forma responsable, y que su multitud de funciones estén protegidas para generaciones presentes y futuras. Para ello cuenta con la colaboración de propietarios y empresas del sector forestal, que apostando por la certificación de sus bosques e industrias, están asegurando la sostenibilidad del sector.
PEFC proporciona el marco para la aplicación de normas comunes acordadas internacionalmente, a todos sus sistemas de certificación nacional, y a los gestores forestales y empresas de transformación de productos forestales.
Los productos de origen forestal (madera, papel, corcho, setas, resinas, esencias, entre otros) certificados por PEFC garantizan a los consumidores que están comprando productos de bosques gestionados sosteniblemente. Escogiendo PEFC, los compradores pueden ayudar a combatir la corta ilegal y fomentar las principales funciones que juegan los recursos forestales como:
  • Contribuir al mantenimiento de numerosos ecosistemas y a la diversidad biológica.
  • Ser el sustento económico de muchas poblaciones rurales y el origen de una importantísima industria de transformación.
  • Tener un papel social y cultural reconocido cada vez en mayor medida.

FSC (Forest Stewardship Council -Consejo de Manejo Forestal)  

El FSC es una organización no gubernamental independiente y sin fines de lucro fundada para promover el manejo responsable de los bosques del mundo.
Como una entidad conformada por múltiples actores interesados, el FSC aplica las directrices emitidas por sus miembros para desarrollar estándares de manejo forestal y de cadena de custodia, proporcionar certidumbre sobre las marcas registradas y ofrecer servicios de acreditación a una red mundial de empresas, organizaciones y comunidades comprometidas.
La certificación FSC proporciona un vínculo fidedigno entre la producción y el consumo de productos forestales, permitiendo que consumidores y empresas tomen decisiones de compra que representan un beneficio para las personas y el medio ambiente, y que además ofrecen un valor estratégico empresarial continuo.
El FSC está representado nacionalmente en más de 50 países a escala mundial.


Certificación forestal en Argentina


La Dirección de Producción Forestal a través del Área Ambiental brinda su apoyo a los sistemas de certificación forestal en Argentina participando de las reuniones que se realizan a lo largo del año y promoviendo el desarrollo forestal sostenible de los bosques cultivados de nuestro país.

Iniciativa Nacional FSC Argentina 

FSC posee lo que se conoce como iniciativas nacionales. Estas iniciativas permiten a cada uno de los países interesados poseer la potestad de hacer adaptaciones nacionales a los criterios internacionales del FSC.
En nuestro país fue recientemente conformada la Asociación Civil que será la Iniciativa Nacional FSC Argentina, la cual volvió a ser reconocida por FSC Internacional en 2010 y es quien se encarga de promover el sello en nuestro país.
La misma se organiza en tres cámaras, ambiental, económica y social; cada una de ellas integrada por representantes de distintos ámbitos del sector forestal.
Es a través de la Iniciativa Nacional que las partes interesadas tanto en obtener el sello FSC como las que se encuentran certificadas tienen la posibilidad de emitir su opinión y gestionar modificaciones sobre los criterios de certificación del estándar internacional.

cerfoar – Sistema Argentino de Certificación Forestal

El Sistema Argentino de Certificación Forestal – cerfoar, es una iniciativa voluntaria del sector forestal argentino que establece los requisitos para la certificación forestal de los bosques nativos e implantados y para la trazabilidad de las industrias relacionadas, ubicadas en el territorio argentino.
Las normas técnicas de aplicación voluntaria que constituyen la base normativa del Sistema Argentino de Certificación Forestal son las Normas IRAM de la Serie 39.800 de Gestión Forestal Sostenible.
El Sistema Argentino de Certificación Forestal fue diseñado y elaborado para atender a las necesidades locales de un sistema de certificación coherente con la realidad forestal argentina y también para alcanzar una convalidación internacional a través de un acuerdo de reconocimiento mutuo con un esquema de certificación forestal internacional, el PEFC. En este acuerdo multilateral de sistemas de certificación, los sistemas participantes establecen y obtienen niveles de requisitos comunes, facilitando la aceptación global de productos certificados.
El Sistema Argentino de Certificación Forestal dio comienzo en el mes de septiembre de 2010 al proceso de convalidación internacional del sistema, obteniendo la membresía del Consejo PEFC en la XIV Asamblea General del Consejo, desarrollada durante el mes de noviembre de 2010 en Río de Janeiro, Brasil.


INFORMACIÓN DE INTERÉS

Ordenación responsable de los bosques plantados: Directrices voluntarias (FAO. 2006. Ordenación responsable de los bosques plantados: Directrices voluntarias. Documento de Trabajo sobre los bosques y árboles plantados No. 37/S. Roma (también disponible en el sitio Web www.fao.org/forestry/site/10368/en).